Andaltec
Copyright Andaltec
Uniones láser entre plástico y metal | Andaltec
Andaltec es un centro tecnológico especializado en sistemas de iluminación para automoción, plásticos en contacto con alimentos, prototipado y materiales.
plástico, iluminación, automoción, automóvil, envase, alimentario, ensayo, migración, enac, prototipo, ingeniería, faro, proyector, piloto, material, polímero, pintura, impresión, 3d, simulación, óptica, robot, formación, cad, proyecto, centro, tecnológico, innovación, martos, andalucía, I D I, led
26088
post-template-default,single,single-post,postid-26088,single-format-standard,bridge-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Uniones láser entre plástico y metal

Uniones láser entre plástico y metal

Las uniones de elementos fabricados en plástico con otros elementos fabricados en metal se han venido realizando principalmente mediante el uso de adhesivos o tecnologías de remachado y clipado. En los últimos años han surgido nuevos desarrollos basados en el láser que permiten llevar a cabo la unión entre plásticos y metales sin la necesidad de utilizar materiales adicionales o elementos de unión al mismo tiempo y sin que ello afecte a la calidad del producto final.

Esta unión plástico – metal sin adición de material proporciona una serie ventajas que la convierten en una alternativa muy interesante para sectores tan importantes como la automoción y la aeronáutica. Entre las principales ventajas se encuentran: mayor versatilidad y rapidez del proceso de unión en comparación con los procesos convencionales, fácil automatización, reducción de peso en el producto final como consecuencia de la eliminación de materiales o elementos adicionales, menores riegos de contaminación de la unión, inapreciable perturbación de las propiedades de los materiales implicados y excelente precisión debido a que el área afectada por el calor es mínima, ausencia de limitación de tamaño en los productos sometidos al proceso y la no necesidad de almacenamiento del producto terminado en condiciones especiales de temperatura tras la ejecución de la unión.

El procedimiento para la consecución de una unión adecuada mediante esta tecnología implica una serie de pasos donde los parámetros relacionados con el láser (longitud de onda, potencia, velocidad,…) constituyen la clave para un producto final bien acabado. Inicialmente la zona de la parte metálica implicada en la unión debe de someterse a un proceso de microtexturizado utilizando un láser de alta potencia y generando una superficie texturizada por eliminación de material y la creación de huecos de forma selectiva. A continuación se dispone la parte plástica sobre la parte metálica y se irradia la zona de unión con un laser de baja potencia con el objeto de fundir el plástico y al mismo tiempo, mediante presión, forzándolo a que el fluido penetre en los huecos de la zona texturizada. Tras la solidificación del polímero (en el orden de milisegundos) en el interior de los huecos, la parte plástica queda anclada a la parte metálica.

Francisco Javier Navas
Jefe de Proyectos de I+D+i de Andaltec